Santa Cruz de Antaño


La vida de Santa Cruz de Antaño transcurre en una apacible calma que puede confundir,  pero en su aparente calma es una ciudad pujante dispuesta a salir adelante.
Una tierra llena de diversidad y esplendor, con habitantes que acogen a todo aquel que visita estas bellas tierras como es Santa Cruz, con su naturaleza en extensión muestra a una ciudad con su amplio progreso productor, la gente alegre y divertida llena de alegrías las calles de toda Santa Cruz, y con el ritmo de la tamborita los sigue sin comparación.
Las peladas bien pintadas con trajes llamativos cautivan en su andar a todo aquel que las vea pasear por la plaza 24 de septiembre, donde se ve una bella catedral donde las viejingas saliendo de sus rezos comienzan a cuchichear de ver las caras de los hombres que pasan por sus lado de las peladas sin poder disimular.
Una tierra hermosa donde no se ve masilias sino las picardias de los coqueteo a la hora de ir a los curichis a bailar y disfrutar de una noche sin igual, Santa Cruz de Antaño algo extenso de explicar, pero con una simple  muestra te puede encantar esta tierra que se sabe sustentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada